sábado, 28 de enero de 2012

Tengo 16 años y este es mi Business Plan

Actualmente nos encontramos muy entusiasmados en YPD con la posibilidad de acercar directamente el mundo real de la empresa a adolescentes entre 15 y 18 años.

En este momento tenemos un grupo de lo que llamamos YPD Excellence. Es nuestro curso avanzado YPD y sólo se puede acceder por invitación después de haber cursado un primer año de YPD Classic con nosotros. Es decir, es la selección pura del talento.

Dentro de este curso, la dinámica que es el hilo argumental, trata sobre desarrollar en equipo un business plan. No es un juego, es un business plan real el cual tendrán que presentar después a un grupo de inversores y despachos de capital riesgo. La potencia de esta dinámica no sólo descansa en la posibilidad de adelantar más de 4 años información de la carrera universitaria o que al final tengan un proyecto mejor estructurado que el que desarrolla un estudiante de empresariales. Lo bonito de esta dinámica es acercar a los jóvenes al mundo real de la empresa. Para muestra un botón:

1. Marketing plan: la sesión se lleva acabo en las oficinas de PlayStation Ibérica

2. Análisis de competencia: en las oficinas de Microsoft Ibérica

3. Aspectos legales: en el despacho Diaz, Bastién & Truan

4. Análisis financiero y de entorno: en las oficinas de ING

5. Creatividad y producto: en las oficinas de Vodka & Shaker 747 o en Coca Cola Company

6. Análisis de conflictos y equipo de trabajo: en el centro de entrenamiento de bomberos de Brunette

En todas estas sesiones, directivos y ejecutivos de estas empresas colaboran con la sesión y los chavales son capaces de trabajar en su proyecto basados en la experiencia real de empresas y personas, al mismo tiempo en que conocen de cerca que se hace en distintas compañías y sectores. Aprenden de cerca como es el trabajo del día a día.

Nos hemos dado cuenta que además de que los jóvenes están preparados para recibir esta información y desarrollar un trabajo competitivo y profesional, este proceso les ayuda a decidir que es lo que van a estudiar en la universidad y por qué.

¿Acaso no es ahí dónde falla el sistema? ¿Acaso no obligamos a nuestros hijos a decidir sobre su futuro, de prisa y corriendo, en medio de una edad de confusión y dudas?

Es muy difícil avanzar hacia el futuro si no tenemos un mapa trazado por la experiencia, pero existen formulas para conseguir que este proceso de transición sea más productivo.

No tenemos todas las respuestas pero estamos trabajando en ello.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada